Si no eres nadie sin medallas, no lo serás con ellas.

Detalle Behobia San Sebastián con #elartedecorrer
La verdad es que me hizo mucha ilusión recibir el regalo de Ernesto y Olga el sábado, no por lo material, sino porque da gusto saber que dos personas a quien aprecias y con quien formas equipo en diferentes retos, te correspondan así. Este año no pude acompañarlos a la Behobia San Sebastián pero estuve muy presente igualmente, ellos saben que me hubiera escapado sin pensármelo dos veces pero las circunstancias no me lo permitieron. Supongo que Donosti, como he dicho otras veces, es especial para mí porque guardo muy buenos recuerdos deportivos, familiares y personales, su gastronomía y forma de vivir en general (también el deporte) es diferente al resto de comunidades autónomas. Simplemente se respira vida.

Mi reflexión de hoy, no va sólo encaminada a agradecer esas muestras de confianza y cariño con nuestros corredores (la camiseta es única porque sólo te dan una si haces la carrera, no puedes comprarla y el libro dedicado por el autor y ellos mismos, “La meta está en Ítaca” donde el autor relata su experiencia en la Behobia San Sebastián), sino a la importancia de cultivar el interior de uno mismo siempre, tratar de ser buena persona y reconocer los errores que cometes. Vivir en un entorno cada vez más digital y, en ocasiones, un tanto superficial es todavía un condicionante más añadido. Quizás desde #elartedecorrer, estemos haciendo algo más que entrenar, y de esa esencia que intentamos transmitir nace mi satisfacción personal en mi faceta profesional (fuera de las pistas).

Recuerda que si no eres nadie sin medallas, no lo serás con ellas. 

Libro "La meta está en Ítaca"

Gracias Olga y Ernesto, y a todos aquellos que os acordáis de compartir con nosotros los buenos momentos (en los malos ya sabéis que siempre estamos).

Un abrazo y a por el nuevo RETO!

Mary González Reina

elartedecorrer-banner-entrenamientos

Deja un comentario