No hay mal que por bien no venga.

Después de 8 semanas de lesión en Cintilla Iliotibial, diferentes tipos de tratamientos, una infiltración…sigo parada en lo que se supone que es una lesión leve. Parada entre comillas, porque estoy realizando mis sesiones en el agua, nadando con cinturón y pullboy, y por si fuera poco, con los pies atados para evitar a toda costa que mueva las piernas (algo muy difícil siendo atleta!).compex

Para mi supone un esfuerzo extra tener que realizar el plan de entrenamiento en el agua, incluyendo a veces, dobles sesiones, pues si tenemos en cuenta que casi he empezado de cero y que soy bastante negada en el agua (¡ay si vierais mi primer día!)…estoy haciendo un trabajo diario de superación personal  para adaptarme a las circunstancias que estoy teniendo. Además de cultivar la paciencia, algo que siempre me ha fallado.

nadando

Por ello, y a pesar de que muchos días no veo el día en que pase página a la lesión, quiero ser optimista y creer que no hay mal que por bien no venga, que sigo trabajando y que cuando empiece a correr de nuevo mi capacidad aeróbica y capacidad pulmonar estarán trabajadas y no partirán de cero. Pensar que estoy trabajando precisamente mi punto débil, tronco superior, me anima a ver que quizás así pueda resolver otra limitación que siempre he tenido al tenerlo menos fortalecido comparado con mi tronco inferior (por constitución).

Así que este fin de semana, no podré correr la Carrera de la Mujer que tanta ilusión me hacía, por la causa, por las ganas con las que he empezado la temporada y por probarme competir sin asma, ¡qué placer! Aprovecharé que el médico que mejor me cuida hoy me ha vuelto a infiltrar, el Doctor Balius, para descansar yéndome a animar, a hacer de coach, y disfrutar del RETO de mis chicos en la Behobia San Sebastián (de paso, comer unos pintxos), después de muchos meses de trabajo quiero verlos cruzar la meta. ¡Vuestros retos, también lo son míos!

Nos vemos a la vuelta!

Mary González Reina

La excursión, la mejor terapia de grupo.

El fin de semana pasado, y como estamos haciendo éstos últimos años, hicimos una salida en grupo como inicio de temporada. Nunca sabemos hasta el último momento donde iremos, quién irá, etc. somos un poco desastre o simplemente, dejamos que todo “fluya”… Pero lo que es verdad es que es un día diferente, donde podemos hablar y compartir otras anécdotas, experiencias, chafarderios (no mentiré), etc.  que pasan inadvertidos durante el año pues vamos demasiado pensando en lo nuestro o estresados con la sucesión de los días y muchas veces, a la hora de entrenar se comentan cuestiones de la sesión, del día a día…

excursió montseny

Es cierto que no hacemos gran cosa, caminamos muchas veces con un rumbo poco definido, pero que al acabar el día, te queda una sensación de calma por haber estado en contacto directo con la naturaleza, de compañerismo por haber compartido un rato distinto al resto del año con tus compañeros de entrenamiento y de felicidad por hacer de algo tan sencillo como es caminar por la montaña, una satisfacción. Ése día no existen gestos egoístas que en otros momentos puedan surgir inherentes al espíritu deportivo, todo es más natural…quizás, sea una buena terapia para mejorar la cohesión y el compañerismo en un grupo. Entender que es un deporte individual, que lo que cuenta es la superación personal ante el crono y que se realiza en grupo (entendido como que cada uno tiene un objetivo individual), compartiendo la satisfacción y el logro de los retos personales en conjunto. Creo que es primordial entender, que compararse con tus compañeros resta a tu resultado deportivo final, tener a tus compañeros como referentes suma, porque todos tenemos algo que aprender del resto de compañeros del grupo y eso nos hace mejores.

Esta vez estuvimos en el Montseny, sólo dos sabían dónde íbamos y aunque nos llevaron a un sitio un poco macabro (había una avioneta estrellada, aquí la historia) pudimos disfrutar del simple caminar acompañado de los que mejor se lo pasaron Río y Coe, y de los compañeros (antiguos y nuevos) del grupo de entrenamiento que lidera Andreu Novakosky.

¡Esto es deporte en esencia!
¿Qué piensas tú de ésta terapia de grupo? ¿utilizas otra? 😉

¡Hasta la próxima!

Mary González Reina

Para empezar con buen pie…

Este inicio de temporada, y como cada año, he repasado mis tareas imprescindibles para hacer una buena puesta a punto de cara a la temporada que se inicia. La experiencia me ha enseñado que la mejor manera de empezar con buen pie es precisamente teniendo un buen apoyo de éstos…por ello, mi visita al podólogo es primordial para saber que mi pisada es la correcta, ¡he de pasar mi ITV! Para realizar mi estudio de la marcha y mis ajustes de plantillas cuento con el equipo que desde siempre me ha llevado, y ya hace unos 14 años, el equipo profesional del Centro de Ergodinámica Dr. Sánchez-Osorio. Siempre me solucionan mis problemas, y no ponen pegas cuando las molestias persisten y hay que acudir a menudo…Y, ¡qué paciencia tienen en algunos casos!

Por otro lado, contar con un calzado que no esté desgastado es otra de mis prioridades, al contrario de algunas opiniones respecto no usar un calzado con mucha amortiguación para evitar que el pie y los músculos que intervienen en la pisada no se “duerman” o no dejen de trabajar, yo desde siempre he utilizado calzado neutro (porque llevo plantillas) y con una amortiguación suficiente como para correr segura y sentir estabilidad por cualquier terreno…¡sí, sí, me gusta el calzado todo terreno! No me considero una atleta que se suela lesionar fácilmente (a pesar de que ahora puntualmente repita la única lesión que he tenido, sufro la típica lesión de corredor de fondo, el síndrome de la cintilla iliotibial que ya lo tuve anteriormente, en el 2010).

la foto

Luego, en estas fechas me realizo un análisis de sangre, generalmente en manos del equipo médico del Hospital Clínic de Barcelona, para valorar si mi serie roja está equilibrada y no hay ningún valor por debajo de lo que debiera, pues tengo tendencia a sufrir anemias. Así que cuando sabes que sigues un tipo de patrón, además de intentar prevenir y ver el por qué de su aparición, debes estar atenta a cómo estás periódicamente. Hay que observarse y estar conectada con tu cuerpo para tener la percepción justa para actuar “on time”.

Y para finalizar, también desde bien pronto hay que marcar unas pautas nutricionales así como una suplementación que complemente al menú diario y al entrenamiento, ¡hay que recuperarse de los esfuerzos y no olvidarse del descanso! Para ello cuento con la ayuda de Núria Puig, exatleta internacional en cross y especializada en nutrición deportiva, ¿quién mejor que ella para aconsejarme en éste sentido? ¡Hay que saber rodearse de buenos profesionales que antepongan las personas!

Con todo ello, una no se salva de las lesiones o los problemas físicos que puedan surgir durante la temporada, pero es muy importante no descuidar el entrenamiento invisible para disminuir las probabilidades de sufrirlos…porque entonces puede haber un descontrol general y el secreto, precisamente del éxito, es trabajar ordenadamente y bien cada día dentro y FUERA de la pista.

Os dejo por hoy con ésta frase motivacional que siempre me ha dicho mi entrenador:

Esto es lo que te gusta hacer, esto es lo que puedes hacer bien; hazlo hasta el límite y te sentirás satisfecho”. Harry Wilson.

 

¡Hasta la próxima!

Mary González Reina

 


El equipo profesional de Ergodinámica Dr. Sánchez-Osorio y Ergodinámica Clínica, así como Núria Puig en sus servicios de nutrición pone a disposición de los lectores de mi blog un descuento por utilizar sus servicios, si quieres más información escríbeme un email a: info@marygonzalezreina.com.